• en
  • es
explora@explorafilms.com

Últimos Hombres Libres

Sinopsis

¿Quiénes son los lútimos hombres libres del planeta?

Son indómitos, rebeldes y nobles. No entienden de leyes ni fronteras. Su vida es un eterno viaje. Solo acatan la ley natural y sus códigos ancestrales, en los que la hospitalidad es el primero y casi único precepto.
Viven en los lugares más remotos, en selvas, montañas y desiertos, donde sus costumbres y tradiciones todava están a salvo de influencias exteriores. Son libres, nadie ha conseguido doblegarlos. Quizás sean los únicos hombres libres del mundo.
Los equipos de filmación de Explora Films, han llegado hasta las últimas tribus nómadas que quedan en el planeta, estos documentales muestran como y donde viven.
Kambas, golok, buriatos, tsatan, darckhad, dolpos, tuareg, pigmeos, snema, hoti, aborígenes australianos, etc. Nómadas de los cinco continentes, que siguen viviendo como lo hicieron sus antepasados. Sus costumbres permanecen inalteradas, porque es lo que les permite subsistir en sus hábitats extremos.
Una apasionante serie, que nos hará pensar en nuestra propia existencia y en si realmente somos más felices que ellos.

P. 1: El eterno viaje
En la franja del Sahel africano encontramos a los peul o fulani. Son llamados también “los hombres de los bueyes”. De origen incierto y misterioso, profesan un especial culto a la belleza.

En el corazón de las selvas venezolanas filmamos por primera vez a los indios hoti. Nuestros equipos remontaron el río Parusito hasta su cabecera y lograron encontrar a un grupo de estos indios, de los que tan sólo quedan unos 200, fue un verdadero viaje en el túnel del tiempo hasta el neolítico.

En Mongolia, a lomos de 23 caballos, los equipos de filiación de Explora Films se desplazaron hasta la taiga, para encontrarse con los Tsaatan, un grupo de nómadas que viven de los renos, en uno de los climas más extremos del planeta.

En el norte de Australia visitamos los últimos reductos de aborígenes. Con ellos entraremos en la época del sueño y conoceremos la simbología de sus pinturas, verdaderos mapas encriptados de Australia.

A 5.000 metros de altitud llegamos hasta los khamba. Son fácilmente reconocibles por sus tiendas negras y sus grandes rebaños de yacks. Son los nómadas del techo del mundo. Profundamente religiosos, viven en un constante rezo, mientras subsiste en uno de los enclaves más remotos de China.
EP. 2: Una vida sin fronteras
Los tuareg, también llamados “los hombres azules”, siempre han sido los señores del desierto. Nuestros equipos van a su encuentro en el norte de Níger, en la época en que sus grandes caravanas de camellos surcan las dunas del Teneré, para recoger la sal de las salinas de Bilma.

Desde los pequeños pueblos de Charazani y Curva, escondidos en las remotas quebradas de la cordillera andina de Apolobamba, los Kallahuayas emprenden viajes que duran hasta dos años. Son curanderos que viajan por el continente americano con la misión de curar a los enfermos. Presenciaremos el regreso de una caravana de estos magos sagrados.

En la India viajamos junto con los hombres sagrados. Son los shadus. Tienen una vida errante trasladándose cortantemente de un templo a otro o predicando en los pueblos. Todo el mundo se postra a su paso, aunque profesen otra religión.

En la jungla del sur de Ecuador y el norte de Perú, habitan los temidos huaorani. Todavía hay tribus huaorani no contactadas. Son temidos por sus dardos envenenados. Viven aislados, aunque muchos se han adaptado a la influencia de la cultura envolvente.

En la provincia china de Qinghai, a 5.000 metros de altitud, viven los golokpa. Todavía cabalgan por las mesetas con sus trajes tradiciones adornados con pieles del leopardo de las nieves. Siguen arraigados a sus costumbres nómadas. Sus casas portátiles siempre están custodiadas por los fieros mastines tibetanos.
EP. 3: Más allá del horizonte
En lo más profundo de la selva central africana convivimos con los pigmeos baká. Es un verdadero viaje hasta nuestra propia prehistoria. Los baká siguen viajando por la selva con un tizón encendido, para conservar el fuego y continúan afilándose los dientes, para poder masticar mejor la carne de las presas que cazan en la jungla.

Los apicultoras tibetanos son tienen una vida nómada muy peculiar. Viajan persiguiendo a las floras. En el Tibet las floraciones se producen en diferentes meses según la altitud de los terrenos. Estos abejeros ascienden y descienden durante todo el año buscando el polen para sus insectos.

Los bahau son nómadas acuáticos. Habitan en las islas de Sulawesi y nunca bajan a tierra. Toda su vida transcurre abordo de sus pequeñas embarcaciones. Algunos tienen dificultad al andar por el tiempo que pasan con sus piernas flexionadas. Con ellos pescaremos esponjas y visitaremos sus granjas de pescado.

En Mongolia central encontramos a los nómadas darkhad. El 90% de la población mogola sigue siendo nómada. Trasladan sus campamentos unas 8 veces al año. Asistiremos a sus cultos chamanicos y viajaremos con ellos a través de las extensas estepas.
EP. 4: La tierra sin dueños
Todos los años atraviesan el Himalaya con sus pesados yakcs, en busca de sal. Son los dolpo. Nuestros equipos de filiación les han acompañado en un viaje de locos, no apto para los que sufren de vértigo. Sin duda los dolpo son el grupo nómada que más arriesga su vida para poder subsistir.

La cuenca del rió Cauca, en Venezuela, posee las selvas intactas más extensas de Suramérica. Cerca de sus espectaculares cataratas encontramos a los indios sánama, todavía aislados. Con ellos conoceremos los secretos de esta jungla virgen. En la oscuridad del bosque presenciaremos los rituales chamanicos en los que ingieren la sacona, un poderoso alucinógeno.

Los cazajos son los nómadas de la cordillera de altai en la frontera de Kazajistan. Son expertos cetreros, que con sus águilas siguen cazando como en tiempos inmemoriales. Viven en las confortables yurtas, casas circulares forradas de fieltro, en las que soportan el frío extremo del invierno. Nuestros equipos filmaron las cacerías del lobo.

Los ando viajan por El Tibet con sus rebaños de ovejas. Se les divisa en las faldas de las enormes montañas como copos de nieve que se desplazan lentamente. Son verdaderos pastores alpinistas que desafían a los abismos para alimentar sus rebaños.

En el sur de Níger nos encontramos con los misteriosos bororo. Un grupo fulani que convive desde antaño con el pueblo tuareg. Profesan un extremado culto a la belleza. En sus fiestas del worso, los hombres se acicalan exageradamente para sorprender a las mujeres. Sus ojos y sus dientes son de un blanco luminoso. Sus gestos y muecas acentúan sus rasgos finos y delicados.

Otras Producciones